Neurinoma acústico

Especialidades - Base de cráneo

Descripción

Neurinoma acústico

Nuestros especialistas poseen una amplia experiencia en el manejo de estos tumores, habiendo obtenido resultados muy satisfactorios en los pacientes intervenidos.

El neurinoma acústico, también llamado schwannoma vestibular, es un tumor derivado de las vainas de los nervios vestibulares del oído, de carácter benigno y que habitualmente tiene un crecimiento lento.

Se origina en el conducto auditivo interno, canal óseo que atraviesa el peñasco (hueso del oído), y por el que discurren los nervios vestibulares (encargados del equilibrio), el nervio coclear (nervio de la audición) y el nervio facial, encargado de la movilidad de la cara.

En los estadios iniciales la sintomatología característica de estos tumores es otológica, en forma de pérdida de audición (hipoacusia), acúfenos (ruido en los oídos) y desequilibrio.

Se suelen detectar por lo general al realizar estudios de imagen (resonancia magnética) en pacientes que consultan por estos síntomas.

A medida que el volumen tumoral se incrementa, el neurinoma se extiende hacia el ángulo pontocerebeloso, zona anatómica donde puede producir una compresión progresiva del tronco cerebral, estructura vital que conecta el cerebro con la médula.

Tratamiento

El tratamiento neuroquirúrgico de los neurinomas es técnicamente complejo y se lleva a cabo a través de un pequeño abordaje por detrás del pabellón auricular, mediante el cual se accede al tumor.

El objetivo de la cirugía es extirpar el tumor preservando íntegramente el nervio facial y la audición si el paciente no tiene una pérdida auditiva avanzada.

Para garantizar la seguridad del paciente realizamos una monitorización neurofisiológica intraoperatoria, mediante la cual los especialistas en Neurofisiología colaboran con el neurocirujano durante el acto quirúrgico, detectando con antelación los cambios funcionales que pueden ocurrir en las estructuras neurológicas relacionadas con la cirugía, lo que aporta un alto índice de seguridad al paciente.

Por lo general el postoperatorio es muy bien tolerado por los pacientes, pudiendo ser dados de alta precozmente.