Base de cráneo

Base de cráneo

Somos especialistas en cirugía endoscópica de base de cráneo, técnica con la que es posible tratar patologías localizadas en toda la extensión de la base del cráneo, accediendo únicamente a través del corredor natural que forman las fosas nasales. Nuestro equipo es pionero en el país en esta superespecialidad que ha revolucionado los conceptos neuroquirúrgicos clásicos.

Aunque aplicable a un amplio espectro de enfermedades tumorales, malformativas y degenerativas, las técnicas de neurocirugía endoscópica endonasal representan en la actualidad el tratamiento de elección para los adenomas hipofisarios, craneofaringiomas y algunos meningiomas de la base del cráneo.

Esta técnica solo se aplica en determinados hospitales de referencia en España. El abordaje neuroquirúr-gico “clásico” de los tumores de la base del cráneo se realiza desde “fuera hacia adentro”, normalmente alcanzando la lesión tumoral a través de corredores naturales en el cerebro, al contrario que en el aborda-je endoscópico, en el que el cerebro queda por encima o detrás del tumor, favoreciendo la menor mani-pulación del tejido cerebral.

a1a1

Adenoma hipofisario

En la glándula hipofisaria o hipófisis pueden originarse procesos tumorales que, aun-que por lo general tienen un carácter benigno, pueden afectar en ocasiones estructuras fundamentales como las arterias carótidas o los nervios ópticos. Los pacientes con este tipo de lesiones deben ser valorados previamente por el Endocrinólogo, el cual prescribe el estudio hormonal correspondiente para la valoración prequirúrgica del paciente.

Descripción

El adenoma hipofisario es un tumor benigno originado en la glándula hipofisaria (hipófisis), centro regulador de la función hormonal de nuestro organismo.

Los tumores hipofisarios pueden clasificarse en dos grandes subtipos, funcionantes (productores de hormonas) y no funcionantes.

El paciente manifestará una sintomatología de alteraciones hormonales en los tumores que llamamos “funcionantes”, como hiperproducción de la hormona prolactina (hiperprolactinemia), síndrome de Cushing o acromegalia. Otro motivo de consulta es la alteración visual (hemianopsia bitemporal) dependiente de la compresión de los nervios ópticos por la masa tumoral, fundamentalmente en aquellos tumores que no producen hormonas, es decir, “no funcionantes”. En estos pacientes se ven afectados típicamente los campos visuales laterales.

En algunos tumores funcionantes como los prolactinomas, el tratamiento inicial es médico, con fármacos como la cabergolina, que consigue en muchos casos reducir y controlar el tumor.

Tratamiento

El tratamiento quirúrgico se indica en aquellos casos en los que se demuestra un crecimiento tumoral durante el seguimiento en consultas o bien aquellos con afectación endocrinológica o de la vía óptica.

Aneurismas

El schwannoma vestibular, también conocido como neurinoma del acústico, representa una patología que desafía al neurocirujano por la dificultad técnica que ofrece en su tratamiento quirúrgico. Por otro lado, hay que tener en cuenta que tiene una naturaleza benigna, lo cual implica que su evolución tras una buena resección quirúrgica es muy favorable.

Descripción

Nuestros especialistas poseen una amplia experiencia en el manejo de estos tumores, habiendo obtenido resultados muy satisfactorios en los pacientes intervenidos.

El neurinoma acústico, también llamado schwannoma vestibular, es un tumor derivado de las vainas de los nervios vestibulares del oído, de carácter benigno y que habitualmente tiene un crecimiento lento.

Se origina en el conducto auditivo interno, canal óseo que atraviesa el peñasco (hueso del oído), y por el que discurren los nervios vestibulares (encargados del equilibrio), el nervio coclear (nervio de la audición) y el nervio facial, encargado de la movilidad de la cara.

En los estadios iniciales la sintomatología característica de estos tumores es otológica, en forma de pérdida de audición (hipoacusia), acúfenos (ruido en los oídos) y desequilibrio.

Se suelen detectar por lo general al realizar estudios de imagen (resonancia magnética) en pacientes que consultan por estos síntomas.

A medida que el volumen tumoral se incrementa, el neurinoma se extiende hacia el ángulo pontocerebeloso, zona anatómica donde puede producir una compresión progresiva del tronco cerebral, estructura vital que conecta el cerebro con la médula.

Tratamiento

El tratamiento neuroquirúrgico de los neurinomas es técnicamente complejo y se lleva a cabo a través de un pequeño abordaje por detrás del pabellón auricular, mediante el cual se accede al tumor.

El objetivo de la cirugía es extirpar el tumor preservando íntegramente el nervio facial y la audición si el paciente no tiene una pérdida auditiva avanzada.

Para garantizar la seguridad del paciente realizamos una monitorización neurofisiológica intraoperatoria, mediante la cual los especialistas en Neurofisiología colaboran con el neurocirujano durante el acto quirúrgico, detectando con antelación los cambios funcionales que pueden ocurrir en las estructuras neurológicas relacionadas con la cirugía, lo que aporta un alto índice de seguridad al paciente.

Por lo general el postoperatorio es muy bien tolerado por los pacientes, pudiendo ser dados de alta precozmente.

b1b1b1

Meningioma de base craneal

Los meningiomas son tumores que se originan a partir de las envolturas cerebrales, pudiéndose ubicar por ello en cualquier zona del sistema nervioso.

Aquellos que se implantan en la base del cráneo (zona donde “asienta” el cerebro) pre-sentan una dificultad de manejo importante, pero hoy en día se pueden tratar de forma segura con el gran aporte técnico de la cirugía endoscópica a través de las fosas nasales, que permite extirpar procesos tumorales complejos de una forma menos agresiva para el paciente.

Descripción

Los meningiomas son tumores benignos derivados de las envolturas del sistema nervioso (meninges y aracnoides). Pueden aparecer en cualquier localización intracraneal o espinal, habitualmente son de crecimiento lento y producen sintomatología cuando adquieren gran tamaño o bien comprometen estructuras que producen signos o síntomas de alerta característicos.

Los meningiomas que aparecen en las estructuras de la base del cráneo representan una de las patologías tumorales más complejas en cuanto al tratamiento en Neurocirugía, ya que en su crecimiento envuelven progresivamente estructuras vitales como arterias cerebrales y nervios craneales, por lo que la disección microquirúrgica resulta técnicamente de alta complejidad.

Tratamiento

El abordaje endoscópico endonasal supone una herramienta de gran utilidad en el manejo de algunos de estos tumores, como meningiomas de tubérculo selar o del clivus, permitiendo una disección microqui-rúrgica eficaz y segura, ya que el abordaje es directamente desde las fosas nasales hacia la base de im-plantación del tumor en la base craneal, dejando el tejido cerebral por encima, lo que se traduce en una menor manipulación del cerebro.

Cirugía ORL nasosinusal avanzada

La cirugía de la nariz y senos paranasales se llevaba a cabo con anterioridad mediante incisiones externas en la cara, que producían un defecto estético evidente y postoperatorios más prolongados y molestos. Afortunadamente a día de hoy la mayoría de las enfermedades quirúrgicas nasosinusa-les se pueden abordar únicamente mediante técnicas endoscópicas, utilizando el corredor natural de las fosas nasales. Nuestro equipo ha llevado a cabo múltiples intervenciones de este tipo, destacando como unidad de referencia en la patología de seno frontal y tumores nasosinusales.

Descripción

Los senos paranasales son cavidades aéreas localizadas en los huesos del macizo facial, dentro de las cuales se pueden originar múltiples patologías de carácter infeccioso o tumoral, para las que la cirugía endonasal endoscópica debe ser el tratamiento de elección hoy en día.

Nuestra amplia experiencia en este tipo de técnicas nos convierte en centro de referencia para patología otorrinolaringológica avanzada como fístulas de líquido cefalorraquídeomucoceles y tumores óseos del seno frontal (osteomas), tumores nasosinusales y de base de cráneo como los carcinomas, o estesioneuroblastomas.

Tratamiento

Mediante la cirugía endoscópica endonasal se lleva a cabo una extirpación radical de la lesión, con mínima repercusión en cuanto al postoperatorio, que resulta confortable para el paciente, ya que no se realizan heridas externas ni movilizaciones óseas.

c1c1c1

Craneofaringiomas

El craneofaringioma es un tumor localizado por encima de la glándula hipofisaria, y que en su crecimiento puede producir desórdenes hormonales significativos. Asimismo, afecta los nervios ópticos, por lo que el manejo terapéutico de estos tumores es el tratamiento neuroquirúrgico, mediante el cual se consigue el objetivo de descomprimir las vías ópticas.

En Neurovist somos especialistas en este tipo de patologías, que intervenimos exclusivamente mediante cirugía endoscópica a través de las fosas nasales.

Descripción

El craneofaringioma es un tumor que se origina a partir un remanente embrionario llamado bolsa de Rathke, a partir del cual se origina la glándula hipofisaria. No se consideran tumores malignos, pero sí que plantean mucha dificultad a la hora de su tratamiento quirúrgico, ya que el índice de recurrencia es alto.

La mayoría de estos tumores tienen áreas mixtas sólidas y quísticas y suelen albergar contenido cálcico en su interior.

En el manejo terapéutico colaboramos estrechamente con el Endocrinólogo, dado que el craneofaringioma puede producir importantes alteraciones hormonales antes y después del tratamiento neuroquirúrgi-co.

Tratamiento

El tratamiento de elección en la actualidad es el abordaje endonasal endoscópico, que se realiza únicamente a través de las fosas nasales, y que permite la óptima visualización del tumor con una correcta disección microquirúrgica de las estructuras vitales afectadas por el mismo.

Fístula de líquido cefalorraquídeo

En Neurovist somos expertos en el tratamiento de la fístula de líquido cefalorraquídeo, que consiste en la pérdida de líquido cefalorraquídeo a través de las fosas nasales o del oído.

Pueden aparecer tras traumatismos o bien de forma idiopática, es decir sin ningún antecedente destacable. Esta patología responde muy bien habitualmente al tratamiento neu-roquirúrgico, que hoy en día realizamos de manera mínimamente invasiva a través únicamente de los orificios nasales.

¿Cómo es la cirugía?

En la Neurocirugía endoscópica de las lesiones de la base del cráneo el acceso se realiza únicamente por las fosas nasales, a través de las cuales desarrollamos en un primer tiempo un canal de trabajo que nos permitirá acceder con comodidad a la zona anatómica concreta en la que se halla la patología. Los tejidos de las fosas nasales serán también utilizados posteriormente en el cierre de los defectos que hemos creado en la base craneal. En el segundo tiempo (neuroquirúrgico), se accede a la lesión, realizando una extirpación con técnica microquirúrgica.

En este tipo de técnicas trabajamos conjuntamente el especialista otorrinolaringólogo con el neurocirujano, trabajando “a cuatro manos” a través de ambas fosas nasales, circunstancia que precisa de una colaboración y compenetración exquisita entre ambos especialistas.

El postoperatorio es en general muy bien tolerado por los pacientes. En muchos casos colocamos un taponamiento nasal que se mantiene durante algunos días.